Glosario de términos

Los contratos entre partes siempre son complejos, porque tratan de reflejar cómo seran las relaciones entre dos o más personas a partir de ese momento. Los de seguros, no son diferentes. Pese a que en los últimos años hemos simplificado notablemente nuestro lenguaje para hacerlo más accesible, a veces es necesario aclarar algunos términos:

Tomador: Es la persona que contrata el seguro, puede ser además el asegurado e, incluso, el beneficiario.

Asegurado: Es la persona o personas que quedan protegidas por ese seguro. Por ejemplo, en un seguro multirriesgo suele ser el cabeza de familia.

Beneficiario: La persona que recibe la compensación por parte del seguro cuando se produce un siniestro. En un seguro de vida es la persona que recibe la indenmización por el fallecimiento.

Boletín de adhesión: En los seguros colectivos de vida, este boletín se une a la póliza. Es suscrito conjuntamente por el tomador del seguro y el asegurado.

Capital diferido: Es el compromiso de un asegurador de pagar un capital pasado determinado tiempo.

Capital diferido con reembolso de primas: Es un contrato de seguro de supervivencia de capital diferido por el que el asegurador se compromete a abonar las primas pagadas si el asegurado fallece durante la vigencia del contrato.

Capital diferido sin reembolso de primas: Es un contrato de seguro de supervivencia de capital diferido que libera al asegurador de pagar dinero alguno si el asegurado fallece durante la duración del contrato.

Franquicia: es una cláusula existente en algunos seguros merced a la cual la responsabilidad del asegurador en caso de siniestro queda limitada. Son tipos de franquicia la temporal (el seguro no tiene vigencia durante los primeros x meses tras la firma de la póliza) o la económica (en caso de siniestro, el asegurador no abonará los primeros x euros del coste de la reparación).

Infraseguro: situación en la cual el valor de lo asegurado es superior al que se ha declarado en la póliza.

Multirriesgo: un seguro multirriesgo es el que, en una sola póliza y por una sola prima, protege al cliente ante riesgos de siniestros de naturaleza diversa. El término se usa fundamentalmente para seguros de viviendas, comercios, comunidades de vecinos e industrias.

Participación en beneficios: es una cláusula existente en algunos seguros de ahorro merced a la cual, si los resultados financieros o de otra naturaleza obtenidos por el asegurador resultasen estar por encima de un determinado nivel, el cliente recibe una participación en dichos beneficios.

Póliza: es el propio contrato de seguro, es un término que cada día se utiliza menos.

Prestación de servicios (seguro de): un seguro de prestación de servicios no paga dinero en caso de siniestro, sino que provee un determinado servicio que el asegurado necesita; por ejemplo, la visita a un médico en el caso del seguro de salud.

Proposición de seguro: es un documento en el cual el asegurador describe las condiciones en las cuales ofrece cobertura de seguro. La recepción de dicho documento no obliga al cliente (es decir, no le obliga a hacerse el seguro) pero sí obliga al asegurador (es decir, si el cliente decide adquirir el seguro, será en las condiciones descritas en la proposición, que el asegurador no podrá cambiar).

Provisiones técnicas: son magnitudes contables que el asegurador debe constituir para poder hacer frente a los compromisos que adquiere frente a sus asegurados.

Renta actuarial: una renta actuarial es aquella cuya cuantía ha sido calculada no sólo teniendo en cuenta cálculos financieros (rentabilidad del dinero) sino también cálculos actuariales (probabilidad de supervivencia del rentista, esperanza de vida, etc.). En consecuencia, las rentas actuariales suelen ser vitalicias, lo cual quiere decir que se garantiza su pago durante toda la vida del beneficiario, independientemente de los años que viva.

Rescate: es la acción de recuperar anticipadamente todo o parte del ahorro acumulado en un seguro, incluyendo la rentabilidad acumulada que en su caso corresponda.

Siniestro: es el evento negativo y gravoso para el tomador o el asegurado que debe producirse para que el asegurador deba cumplir sus compromisos y proceder a los pagos o prestación de servicios comprometida en la póliza.

Unit linked: esta expresión inglesa quiere decir «vinculado a unidades de cuenta», aunque en español también se suele definir como «seguros en los que el tomador asume el riesgo de la inversión». Son seguros de ahorro que no garantizan rentabilidad mínima, pero en la que el cliente tiene el poder de decidir dónde se invierte su dinero, y cambiar esas inversiones.

Valor a nuevo: cuando el asegurador de un bien compromete su valor a nuevo en caso de pérdida, robo, rotura, etc., está comprometiéndose a pagar a su cliente, en caso de siniestro, el dinero necesario para reponer el objeto dañado.

Valor venal o valor de mercado: cuando el asegurador de un bien compromete su valor a nuevo en caso de pérdida, robo, rotura, etc., está comprometiéndose a pagar a su cliente, en caso de siniestro, el valor que tuviese en el mercado dicho bien en el momento de sufrir dicho siniestro.


 
____


Gestor de contenidos
desarrollado por
  c2c 
  SPC
     Valid HTML 4.01 Transitional
     Nivel WAI-AA